viernes, 1 de febrero de 2008

Jodidas baldosas


¡Ufff! Hoy me ha vuelto a pasar. Iba yo caminando por la acera tan tranquilamente (bueno, tranquilamente no, porque llegaba tarde al trabajo), cuando he pisado una de esas baldosas-mina o baldosas-trampa. Son esas baldosas que engañan, porque parece que estén bien colocadas, pero, en cuanto las pisas, se desequilibran y te sueltan un chorro de agua sucia que sale de las profundidades para dejarte perdidos los zapatos y los pantalones.

Ayer me pasó y me disgusté un montón. Hoy me ha vuelto a pasar y me he indignado. Y más todavía cuando pienso que vengo quejándome de los charcos de agua negra y viscosa que se forman en las calles del Cairo cuando llueve. Allí, al menos, la mierda se ve y puedes esquivarla. Aquí, en cambio, la mierda acecha bajo una apariencia de orden y pulcritud ¡y te ataca cuando menos te lo esperas!

Mmmm, vaya, me estoy dando cuenta de que acabo de hacer el descubrimiento del siglo...

3 comentarios:

Sex Luthor dijo...

Sí, que vives en un lugar de mierda. Aunque vaya de diseño.

humo dijo...

...Y menos mal si no te caes.
(En las ciudades de secano se da otra especie: la baldosa ppera, que parece tan normal, pero en realidad sobresale de las demás lo suficiente como para que no se den cuenta viejecitos/as, jovencitos despistados y señoras con el carrito de la compra y, ¡zas!, batacazo).
Madrid está lleno.

confin dijo...

Será q bajo los adoquines hay mierda que te cagas.

el asfalto es el maquillaje de la ciudad,pero Bcn, por lo q parece, no es tan guapa. Las chicas guapas son más feas cuando se pintan.

Gran descubriendo. me gustó.