lunes, 13 de abril de 2009

¡Por fin!

¡Por fin tengo Internet en casa! Sí, sí, como lo lees. Se acabaron las visitas al ciber. Hasta los 33 años, que son los que tengo ahora, he vivido sin ordenador en casa. Hace tres semanas que tenemos el portátil y ahora mismo estreno la conexión a Internet. Qué momento...

Es evidente que esto de las prioridades es cosa de cada uno. Yo, por ejemplo, he tenido antes un hijo que Internet...

2 comentarios:

Morphina dijo...

Ya era hota...

al dijo...

Algún día, tu hijo les contará a sus nietos que cuando nació no había Internet en casa.

Enhorabuena. :-) (Por lo de Internet también, pero menos.)