lunes, 18 de junio de 2007

La araña no araña, engaña

Como ya sabéis, tengo fobia a las arañas, porque se comen los rábanos que crecen bajo el árbol donde juré que nunca más iba a pasar hambre. Total, que ayer Mami disfrutaba de su día libre (a los esclavos no hay que darles ni agua, luego se pillan unas confianzas...) y tuve que hacer yo la colada. Estaba sacando la ropa sucia del cesto para meterla en la lavadora cuando se me aparece una araña entre las enaguas. Estaba muerta, con las patas arrebujadas sobre sí misma. En realidad PARECÍA que estaba muerta, porque cuando avisé a Rett para que la sacara de allí, la araña no estaba. Rett vació el cesto y la araña se desplazó tranquilamente sobre sus patas, ¡estaba viva! ¡La cabrona se había hecho la muerta! No sabía que las arañas también podían ser actrices, creía que sólo yo era capaz de engañar al más bobo para que se case conmigo y conseguir así su fortuna... ¿Seré yo también una araña?

1 comentario:

Sex Luthor dijo...

Para ti, oh, Scarlett:

¿Araña? No, gata