viernes, 28 de septiembre de 2007

El juego de las diferencias




No hay dos fotos por error. Esto es un pasatiempo. Tienes que encontrar las diferencias: las dos novias parecen iguales, pero no lo son.

Fíjate bien en una foto y en la otra.

¡Fíjate otra vez, con un poco más de atención!

Si te has dejado los ojos en las fotos y no has apreciado ninguna diferencia, es que no has mirado bien en el interior.

Aquí tienes la solución:

-La de arriba acapara todas las conversaciones hablando de su boda y de los preparativos.
-A la de abajo no le gusta mucho hablar de ella, y de cuestiones sobre si las flores del ramo van a ser rosas o blancas, menos todavía.

-La de arriba cree que el día más importante de su vida será el día de su boda.
-La de abajo nunca dejó que ese momento le nublara ni sus otros momentos ni los de los demás.

-La de arriba dejó de ser persona para pasar a ser novia.
-La de abajo nunca quiso dejar de ser persona y le preocucaban más sus cambios laborales y el robo de su casa mientras estaba de vacaciones que contar batallitas sobre la disposición de las mesas.

-La de arriba revienta si no explica que se casa.
-La de abajo se pone roja si alguien lo menciona.

-La de arriba siempre había soñado con ser princesa por un día.
-La de abajo ni siquiera sabía que llevaba a una princesa dentro.

Y ahora viene la adivinanza de verdad: ¿cuál de las dos crees que es Scarlet Ojalá?

3 comentarios:

Sex Luthor dijo...

Oooooooh, qué bonito!!! Pero ahora me toca a mí contar la versión de los hechos.

Ana C. dijo...

Bueno, yo pensaba que la novia discreta y modosita era Scarlet y que el post lo había escrito Sex Luthor, pero cuando ví que al post lo firmaba Scarlet, cambié de idea y decidí que era la otra. Hasta que leí el post de Sex Luthor.

Scarlet Ojala dijo...

Es que el lío formaba parte del pasatiempo.