viernes, 11 de mayo de 2007

Unipersonal e intransferible



Dentro de poco, tal y como van las cosas, vamos a vivir en pisos verticales, que no quiere decir en pisos apilados unos encima de los otros (los típicos bloques de pisos), sino en viviendas de un metro cuadrado donde sólo cabe una persona, y de pie. Y es de pie como va a dormir, con unos arneses que le caerán del techo (como las mascarillas de oxígeno en los aviones).

Despertarse será un lujo, todo estará al alcance de la mano. Girando sobre sí mismo, el propietario del piso podrá cocer huevos en los fogones mientras abre la nevera, se sienta en el váter (que es a la vez la pica de fregar los platos y de lavarse los dientes), se mira en el espejo (detrás del que están los enseres del aseo, la miniescoba para barrer el minitrozo de parket, la miniaspiradora y el minicalentador del agua) y prepara una lavadora (que cuando no se use será el armario de la ropa; de hecho, se recomienda tener sólo dos mudas: la limpia y la sucia). Del anuncio del niño que se baña en la pica de la cocina sacaron la idea del baño, que estará integrado al conjunto de elementos del piso. Todo en uno. Sin sudar.

Sí, vivir en el futuro será como viajar con una T-Mes, porque los pisos serán unipersonales, intransferibles, incompartibles y antisociales (montar cenas en casa con los amigos serán sólo un recuerdo del pasado).

4 comentarios:

Sex Luthor dijo...

Pero, ¿por qué te crees que los japoneses son tan bajitos? Pues para poder apilar más micriminipisos de esos que describes.

Por cierto, ¿qué pasa con los obesos? No cabrán en sí.

Bueno, nuestros descendientes nunca sabrán cómo se jugaba al escondite...

dalr dijo...

Ups. No sé si ponerme a temblar o meter tres realquilados en el armario empotrado de la habitación...

Scarlet Ojala dijo...

Darl, creo que le sacarás mucho rendimiento a tu armario empotrado si le metes una miniducha. Hazme caso.

dalr dijo...

Tomo nota :D