viernes, 28 de diciembre de 2007

El desierto en casa




¿Por qué la gente se va al desierto del Sáhara cuando quiere saber lo que es la solitud? ¿No han probado nunca ir a trabajar un día laborable entre fiestas (léase Navidad)?

Lo único que cambia es que, en lugar de dunas de mítica tierra dorada, hay mesas con ordenadores encima. Y en lugar de oasis con palmeras y pozos de agua, hay máquinas con bebidas. Y todas a tu disposición, claro, porque no hay nadie más en la oficina. ¡Qué más se puede pedir!

5 comentarios:

Sex Luthor dijo...

Scarlett!!
Peor es trabajr desde casa mientras tu tío descorcha el cava y el tapón hace saltar la dentadura postiza de tu abuela, y tu prima se pone a parir, y tu primo también se pone a parir, pero de diarrea, y tus sobrinos berrean, y algún borracho canta villancicos sobre la letra del SingStar, y se acaba el plazo para entregar tu artículo antes de que cierre la edición del diario.

En otras palabras:
Feliz Navidad! feliz Año! Y, sobre todo, Feliz Tú!!!

Peter Parker dijo...

No, peor es trabajar el día 25 en una redacción-oasis en la que hasta los de las agencias te llaman para compadecerte y tu único alimento es un mini bocata rancio del generosos catering de la empresa del día anterior.
Feliz año T!
sois las más grandes

Scarlet Ojala dijo...

Como siempre, ¡me he quejado antes de tiempo!
FELIZ 2000T!!!!!!

humo dijo...

...Tambien puedes pasear por mi barrio un domingo entre las siete y las nueve de la noche...
Feliz 2008

humo dijo...

Estos días mi barrio está completamente desierto a las diez de la noche: impresiona poder cruzar los semáforos en rojo, las tiendas cerradas... Ni siquiera los chinos se molestan en quedarse, total para qué, si todo el mundo se esconde en sus casas.