lunes, 5 de febrero de 2007

¿Dónde estamos?

Me he vuelto invisible. Suele pasarme cada día a última hora de la tarde. Llevamos tanto tiempo encerradas en el mismo lugar, hacinadas en la misma mesa de la misma redacción, que lo único que vemos es cómo las horas se acumulan en el reloj inferior derecho de nuestros respectivos ordenadores.

Tú preguntas: "¿Os parece muy cursi este titular?". Y nadie contesta. Lanzas otra: "¿Habéis visto qué pedazo de foto han puesto en la página tres?". Y nada. "¿Hoy ponen House? ¿Vistéis el último capítulo? Tengo un tumor cerebral". En vano.

Soy invisible, como cada tarde. Soy invisible porque a estas horas ni siquiera existe el futuro que nos espera rempantigado en el sofá de casa, delante del televisor.

Soy invisible, como cada tarde, y mientras escribo esto, noto como Peter Parker me da palmaditas en el hombro y protesta como si llevara trescientas veces diciendo lo mismo: "Por enésima vez", dice porque es muy exagerada (sólo llevaba trescientas), "por enésima vez, ¿qué mierda es ésta?". ¿Mierda? ¿Qué mierda?. Ah, se refiere al titular. Entonces descubro que la invisible no soy yo.

Invisibles somos todas.

Y contesto: "¿Te parece muy cursi?".

2 comentarios:

Javi dijo...

Hola de nuevo.

Fascinante este blog.

Supongo que la energía que tenemos al empezar el día se la come el trabajo y nos la devuelve vomitada y desfigurada. A lo mejor por eso triunfan tanto programas como House. El trabajo es el equivalente a la Kriptonyta, y tú, Sex Luthor, lo sabrás bien, ¿verdad?

Javi

Peter Parker dijo...

Señor Javi,
Nos tienes embaucadas con tus comentarios... No nos abandones